BENEFICIOS

MEDICIÓN

El valor del pH mide la acidez y alcalinidad de una sustancia en una escala de 0 a 14, siendo 7 un valor neutro, los valores superiores a éste denotan alcalinidad y los valores inferiores corresponden a la acidez. Teóricamente el agua destilada tiene un pH de 7, pero este número tiende a ser un poco más bajo debido a que el agua captura el dióxido de carbono del aire.

La sangre humana tiene un pH normal de alrededor de 7,4. La escala determina la concentración de iones de hidrógeno, y las máquinas diseñadas para crear agua alcalina a menudo se denominan ionizadores. En el término pH, la “p” hace referencia a la palabra alemana potenz, que significa potencial, y la “H” se relaciona con el hidrógeno. Se tiene una correlación directa con el ORP (Potencial de Oxido Reducción) cuando es negativo el agua es alcalina y cuando este es positivo el agua es Acida.


BENEFICIOS

El agua alcalina es un tipo de agua ionizada que actúa como un potente y natural antioxidante, con capacidad de ayudar al organismo a eliminar los desechos ácidos que produce el proceso natural de la digestión. Este tipo de agua tiene un OPR negativo, que es un antioxidante muy potente que gracias a la producción de iones hidroxilos, favorecen la producción de oxígeno, ayudando a combatir los radicales libres, corrigiendo a su vez el balance de ácido/alcalino del cuerpo, regenerando las células y combatiendo diferentes signos del envejecimiento.

El agua alcalina funciona como un antiácido natural que ayuda a neutralizar los niveles de acidez en el cuerpo, previniendo el desarrollo de muchas enfermedades y combatiendo problemas comunes como el reflujo ácido.

Beber agua alcalina promueve la eliminación de toxinas y evita que se vuelvan a acumular, de esta manera se encarga de la eliminación de desechos de nuestro organismo y previene diferentes enfermedades. Se recomienda para los casos de diarrea crónica, para la indigestión, las enfermedades del estómago e intestino y el estreñimiento. Además, favorece la digestión de los alimentos, neutraliza la hiperacidez gástrica, origen de gastritis y úlceras gastroduodenales.

El consumo de agua alcalina puede prevenir a mediano plano enfermedades frecuentes como diabetes, asma bronquial, dermatitis, hepatitis, artritis crónica reumática, colesterol alto, síndrome de Meniere, insomnio, obesidad, dolores de espalda, neuralgias, enfermedades del climaterio, hemorroides, disentería crónica, entre otros.

Beber agua alcalina con frecuencia nos ayuda a purificar nuestro cuerpo, haciendo una eficaz desintoxicación para eliminar todos los residuos ácidos, desechos y toxinas que afectan la salud de nuestro organismo y causa problemas como la retención de líquidos. Al promover un equilibrio del pH de nuestro cuerpo, las células no tendrán la necesidad de retener líquidos para luchar contra la acidosis y pondrá en marcha el metabolismo.

El agua ionizada es hasta 6 veces más hidratante que el agua convencional. El agua ionizada es totalmente diferente al agua que ha sido almacenada en presas y botellas. Por miles de años nosotros hemos sido genéticamente entrenados a beber agua que se esta moviendo ( rebotando sobre rocas) y el cual es libre de químicos.

Si nota que su botella tiene cientos de burbujitas flotando en ella. Estas burbujas son iones hidróxidos y el por qué su carga ORP negativo ahora, esto es el efecto de ionización del agua para obtenerla alcalina.


EL AGUA ALCALINA Y EL CÁNCER

Incluso para sobrellevar una enfermedad tan grave como el cáncer podría ser positivo el uso de agua alcalina. Por su propia naturaleza física un sistema alcalino es rico en oxígeno, la sustancia más esencial para la vida humana. Y hace ya algunas décadas el Dr. Otto Warburg-único médico que ha ganado dos premios Nobel en vida en la misma modalidad- demostró que el cáncer es anaeróbico, es decir, se desarrolla en ausencia de oxígeno libre. Y, consecuentemente, es difícil que pueda desarrollarse en un ambiente de pH alto alcalino y, por tanto, cargado de oxígeno. De ahí que para Warburg el cáncer, además de innumerables causas secundarias, tenga una causa primaria: “La primera causa del cáncer –afirmaría- es el reemplazo de la respiración normal de oxigeno de las células del cuerpo por una respiración celular anaeróbica”.

Warburg explica que la carencia de oxígeno impide completar adecuadamente el proceso de combustión en la célula por lo que poco a poco se hace imposible la creación de células sanas, quemar energías y eliminar desperdicios. Y en esas condiciones al sistema inmune se le hace cada vez más difícil resistir los ataques a que está sometido ya que las células y fluidos del cuerpo se intoxican. Obviamente, si permitimos que esa carencia de oxígeno se vuelva crónica el sistema inmune se va agotando y aparece la enfermedad. Los desechos ácidos depositados en algunas áreas u órganos provocarán la muerte de algunas células cuyos desechos se acaban convirtiendo a su vez en ácidos. Cuando el ácido se acumula en alguna zona del cuerpo (con excepción de los fluidos estomacales, que deben ser ácidos para remover la basura metabólica y digerir los alimentos) ésta se vuelve deficiente de oxígeno y – siempre según Warburg y quienes comparten su visión del cáncer- algunas células podrían adaptarse a ese ambiente y, en lugar de morir – como las células normales hacen en un ambiente ácido, aunque eso suponga la aparición de diversas enfermedades- sobreviven convirtiéndose en células anormales. Células anormales que no responden a los procesos biológicos naturales, crecen indefinidamente sin orden e inician un proceso cancerígeno.

Bueno, pues el agua alcalina, al permitir al organismo mantener un nivel interno rico en oxígeno, dificulta también el crecimiento de las células tumorales.


Para todos los demás municipios, delegaciones y Estados no tendremos entrega de inicio. Descartar